martes, 18 de mayo de 2010

Alma (sostenida en el aire armónico)

¿Sin hablar del tiempo,
cómo organizar una rutina libre
y viajar por el aire?

Como las notas de un saxofón
que poseídas reducen la sabiduría
de años de viajar, filtrando el frío,
para aprender del aire.

¿Cómo improvisar un drama real,
palpable, tal vez desnudo;
sin su traje de horas;
de obligarse a morir atado,
envuelto en el aire?

Pensar que una vez al piano
murmurabas tu ingenio,
con melodías dulces, certeras.
¿Cómo reconocer, embriagados,
la magia que esconde tu alma
y se pierde en el aire?

Con cada trago lloras
y los suspiros te sugieren un aliento.
¿Por qué no se apaga con el vino
ese sustento de recuerdos perdidos?

¿Qué hacer cuando paras,
a dónde ir si se acaba
el soplo de nostalgia,
del que emana tu aire?

No hay comentarios:

Publicar un comentario