viernes, 28 de mayo de 2010

Sueño de invierno

Camina bañada con hilos de oro
que cubren su rostro
y bailan con el viento.
La protegen de su miedo a tocar fondo,
de perder la confianza
y rendirse ante el tiempo.
Se desliza el sudor en su piel fresca
que clama por una caricia sincera;
harta de las uñas que rompen el decoro
mientras las nubes viajan, oscuras, en el cielo.
Sus pasos suenan pesados como el plomo,
su alma con dolor se pierde
en un clamor inquieto.
Se acerca a un corazón que disimula pureza,
disfrazado de instintos dormidos,
salvajes como fieras.
Se gritan en silencio
los deseos y el perfume:
-ojala hubieran dedos suficientes
para tocar y dejar huella
en esas nubes;
sujetarlas y clavarle con pasión
y fuerza los dientes.-

Pero más allá de los deseos,
de sus sueños y anhelos caprichosos,
se esconden tímidas y con recelo
las costumbres y las apariencias,
en el miedo.

Y ellos se guardan de la lujuria
detrás de sus rostros.

3 comentarios:

  1. Ey, mi fan número uno! jajaj gracias por pasarte y por los comentarios, ;*

    ResponderEliminar
  2. Ya que no coincidimos de otra manera :S

    ResponderEliminar