miércoles, 29 de septiembre de 2010

A ti

Eres el humo que trae sosiego a mis lunas;
la inspiración que me vierte sus vicios;
las exhalaciones
que son un paso más hacia un inmenso abismo
de adicciones,
donde en cada inhalación surgen, se concentran,
se hunden, meditan, fornican y mueren,
las perversas musas que acuden cuando imploras
ser instrumento de cambios;
efigie del tiempo; consolidador de la luz de la materia;
acechador y cautivador de espíritus.

Cosechas mi sumisión;
descargas el cáncer fulminante de tu sombra
por mis vísceras y mi carne; ansías mi esclavitud,.
mi entrega.
Cada vez que fecundas mi alma y engendramos versos.

4 comentarios: