martes, 28 de septiembre de 2010

Tragos

Hoy bajaré hasta el infierno,
donde el elixir de la noche espera,
entre burbujas punzantes,
 el sudor de unos dedos asustadizos
y el roce de unos labios inseguros 
e ignorantes, dispuestos a hundirse.

Por mi lengua resbalarán
gotas y gotas de magia asesina,
y me harán tragar el polvo
levantado en cada paso que di,
hasta ser sed.

Sed de frío y sed de carne.
Sed de tactos, de sal y de espuma.
Sed de vida y de reposo.

1 comentario: