martes, 16 de noviembre de 2010

Cuando la veo

 

La deseo
No  importa
Que no me vea

O no le importe
Mi único fin
Es soñarla

¿Amarla?
 No me importa
Que resulte patético

¿Platónico?
A quién le importa
Es sólo deseo

Puro deseo
Un juego, sí,
Se repite;

Como palabras lascivas
Tatuando el alma,
Pidiendo

Caricias salvajes
Utópicas,
En cada deseo.

1 comentario:

  1. ...y qué importa si ella no puede verte, el deseo, es un juego que impulsa a vivir también, con la mirada que nos visita en sueños. Con lo salvaje, lo lascivo o lo utópico que pueda ser.
    Un beso

    ResponderEliminar