domingo, 14 de noviembre de 2010

Despreciados


Dadme las nubes que resaltan el color de la vida,
Dadme los atardeceres de fuego
Que son el lenguaje universal de la belleza.
Vosotros os podéis quedar con vuestra satisfacción
Prostituida, con vuestro conformismo
Hipócrita y alienador.

Marginados del amor
Éstos, aquellos y yo;
Cada cual en su corrompido
Concepto de la verdad.

Pero no hay verdad más grande
Que la que golpea,
Como viento de noviembre,
Cuando nos asomamos a la terraza
De la soledad
Con vistas a las montañas:

Efigies deformadas
De un pasado de otro color
Y otras lenguas.

Dejad hermanos para mí todo el amor corrompido
Y las falsas promesas de nuestra ilusión mendiga.
Quedaos vosotros el calor de vuestra lujuria elitista
Más cara que el hambre y más cruel, en su satisfacción,
Que la injusta comodidad de vuestra risa.
Risa que duele a los que vinimos desde tan lejos,
Desde valles desesperanzados por la codicia,
Desde valles con la pureza transparente
De millones de especies distintas.

Dadme mi vida que es única,
Devolvedme los recuerdos
Y con ellos la ilusión.

4 comentarios:

  1. Tus recuerdos son tuyos, no te los tiene que devolver nadie. Y los que están por llegar, son los que se construirán con elitismo, sin él; aquí o allá.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Tus poemas siempre me llevan a un dolor antiguo; a un dolor que si lograra sobrevivir acaso pudiera lograr que nosotros y el mundo también lo hagamos (...me gusta imaginar que tu ser del poema halla su identidad haciéndose parte (llena de significación) indiferenciada (insignificante) del Mundo (el Invisible). Un abrazo, Nalla, desde Sevilla (y yo que te hacía al otro lado del océano y resulta que estás en Madrid jaja).

    ResponderEliminar
  3. Qué poema cargado de peticiones!!. Quienes se han llevado la vida,los ,recuerdos y las ilusiones a veces exhiben una risa que nos duele...Un beso

    ResponderEliminar
  4. Vaya, parece que Sevilla es una gran cuna de poetas, un saludo hasta allí...
    Este poema no es más que un enfado contra el comportamiento de masas, supongo que sólo porque a veces me siento desplazado, como si no perteneciera a ningún sitio... y lo peor de todo, como si no quisiera pertenecer a ninguno.
    Gracias por los comentarios :)

    ResponderEliminar