viernes, 25 de febrero de 2011

Sólo canta


De forma perversa un ser cruel, un enfermo más, canta solo, rodeado de silencio distorsionado.

Nadie sabe nada de llantos sinceros. Mirar no es una solución cuando el infierno cae.

El ardor de la tristeza debilita como la última caricia, dada con amor.

Si pudiéramos recordar lo que nunca aprendimos, como caminar sobre llanto sin caer ni morir,
podríamos ser melodía certera y armonía; una dulzura fluyendo sin manchar las rosas con sangre, 
mientras el sudor baña nuestra vitalidad, que es algo más que ganar.

Él no lo ha olvidado. 

Sufrirá, evocando con cada sonrisa que lo ignore, la rabia de no-saber-poder-querer-vivir.

Sólo es un enfermo más; sin brillo; sin ojos para el cielo lleno de secretos; sin dedos para enloquecer bajo la luna.

2 comentarios:

  1. "mirar no es una solución cuando el infierno cae"...Pero cantar poeta , es otro infierno. Besos

    ResponderEliminar
  2. el juego de la palabra sólo y solo es perfecto. me encantó.
    Un abrazo

    ResponderEliminar