martes, 15 de febrero de 2011

Soy de esa clase de personas

 (Imagen de la web)

Soy de esa clase de personas
Que a lo fácil le dan todas vueltas
Que sean necesarias
Para que parezca una causa perdida;
Y aunque entre vuelta y vuelta
Salga a flote alguna pequeña reflexión,
Siempre resultan inútiles.

Llegar a saber por qué nos comportamos
A veces de manera extraña o ridícula,
Es como intentar saber por qué otras veces
Nos da miedo acercarnos a lo que más deseamos;
O como comprender por qué generalizamos
Pensando que nuestra manera de percibir
El mundo, la música, el amor, el dolor,
La locura, la desesperación, el vicio,
La lujuria, el placer, la belleza,
Es idéntica o parecida a la de los demás.

Porque, aunque seamos tan parecidos,
Con nuestros cuerpos de homínidos evolucionados,
Con nuestras ropas tan cómodas
Y nuestras reacciones programadas,
En algo tendremos que diferenciarnos;
Y, sobre todo, algo tiene que haber para que algunos
Acabemos frustrados y melancólicos,
Sin tener claro un motivo, o una excusa.

A la mierda las respuestas que flotan en el viento,
Mi verdad es el humo que empaña las lágrimas
Que aún no he derramado y que pronto llegarán.

3 comentarios:

  1. Todos somos diferentes...eso es lo grandioso y lo màs humano, y tenemos nuestra verdad tan particular y válida como el rastro genético. Me gusta tu poema, a veces es necesario mandar todo a la mierda y esperar las lágrimas, cuando se apague el fuego de la rabia. A propósito de esto, Te invito a leer un texto de mi otro blog, Poéticas de la diferencia,(la última entrada) un beso poeta

    ResponderEliminar
  2. yo también soy de esa clase de personas...

    un besazo, me encantó

    ResponderEliminar
  3. pues si pues si...me ha llegao asta dentro.
    nuestras cabecitas de seres humanos son tan complejas...
    un beso!

    ResponderEliminar