jueves, 17 de marzo de 2011

Mi muerte y mi sabor


¿A quién le importa fracasar
Cuando está enfermo?

Soy la excusa que buscan
Los que se creyeron
Perdidos
Los que se creyeron
Limpios
Y los que estando ebrios
Perdieron la vergüenza

Soy la excusa del rechazo
Del hashish de la pipa
Para conformarse
Con el opio del pueblo

Soy la razón de los cínicos
Que no paran de bailar,
Ni de crecer, ni de volver
a nacer

Soy mi muerte y mi sabor

La timidez es sólo un arma,
Como la poesía,
De ésas que nos matan
Porque apostamos la vida
A que estábamos cuerdos.

4 comentarios:

  1. prefiero morir de poesía y su sabor, en vez de conformarme con el opio del pueblo. Excelente cuando mueres asì...Besos

    ResponderEliminar
  2. Gran muerte llena de palabras y versos, que solo cobran su sentido aquí...

    Más de una caricia...

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la última palabra. No rima con nada y me encanta la sonoridad.

    ResponderEliminar
  4. Somos los cuerdos entre los locos, los locos entre la cordura...

    ResponderEliminar