martes, 17 de mayo de 2011

La virtud ya no existe

¿Quién inventó la mentira?
Los sacrificios no siempre sacian
La carne y los corazones del hermano
Se ofrecen como tributo de redención
Si mato, mi nombre se eleva, dice el antiguo
Si como, mi grito te alaba, dice el incauto
Crearon un dios para hacerse dioses 


Hacen de guías quienes perdieron el rumbo
Someten a la fuerza los que distorsionan su debilidad
Clama justicia quien teme a la muerte
Habla del tiempo quien no se para a existir
Se pudren en vicios los derrotados
Todos disfrazan su asco con rabia y placer

Tengo miedo a existir
Me dijeron sonríe, camina, habita, penetra, goza
Yo aprendí a llorar, a yacer, a vagar, a rechazar
Y aun así necesito del otro lado, de la última esquina

¿Qué permanece?
El poder del equilibrio, su elección o su muerte
Está en las manos equivocadas, está en las mentes equivocadas
El maestro sólo quiere alumnos sinceros
El aprendiz prefiere orgías y éxtasis
No hay futuro para el renegado
No hay pasado para el que tiembla de gozo
Hay una vía de guerras y muertes, para alcanzar el sueño
Pero el engaño sigue latiendo

La virtud ya no existe
La verdad es el semen que cae al vacío
La verdad es una herida perenne infectada
La verdad es cada sollozo por recibir tu mirada
La verdad es el deseo y tu piel pidiendo calor
La verdad se sienta a tu lado y no te atreves a rozarla
La verdad revienta cada mañana cuando recorres el túnel de la alegría
La verdad me esconde de ti y de mí porque no quiere morir

¿Quién inventó la mentira?

7 comentarios:

  1. La mentira nos hace prisioneros, nos roba la libertad, nos hace esclavos; pero llegará el día, tarde o temprano, que el velo caerá y la luz de la verdad dejará al descubierto la miseria del engaño.

    Como casi siempre hay una muerte lenta como el desgaste de las células piel adentro... pero a cada instante nacen otras nuevas, esperanzadas y domesticadas para el dolor y la añoranza.

    Un poema terroríficamente humano, suavizado por tu humanidad indefensa. Chapeau! Un beso.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es tan abstracta como relativa. Y como cada cuál tiene una echa a su medida, carece de significado alguno.

    Cierto es que existir muchas veces es sufrir.. pero más vale vivir que estar muerto.

    Beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Mondina... Poco a poco se va descubriendo la verdad, se le va quitando ese velo de complacencia y comodidad, tan dulce en apariencia y tan amargo en la esencia. Esperemos que ese día llegue pronto... y esa esperanza y la fortaleza para soportar la adversidad estén ahí, para no dar marcha atrás.
    Me ha gustado mucho el comentario... Un beso.

    Pati... La verdad es muy subjetiva, sin duda... pero hay mentiras que nos encierran a todos y a las que deberíamos combatir, siempre empezando desde nuestro propio mundo interno, por supuesto. Y sí, estamos vivos y tenemos que hacerlo saber, de alguna manera.
    Beso ;)

    Elena... Tal vez sea hora de cambiar eso, y empezar a sincerarnos, primero con nosotros mismos, después con los seres cercanos... y así tener el valor para hacerlo con el mundo entero.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. La verdad debe triunfar, dicen que no tiene valor por si misma, pero tenemos q buscarla a cada instante para disfrutar de la esencia de la vida. Soberbio poema!!

    ResponderEliminar
  5. Creo que la mentira la inventó un superviviente, el primer hombre que existiera y quisiera justificar su decisión, sintiendo miedo a las consecuencias, frente a otro.

    ResponderEliminar
  6. El otro día me quede sin bat a mitad de subir mi segundo comentario sobre este poema: "La mentira, es decir, el relato de las bellas cosas falsas, constituye el fin mismo del arte." Óscar Wilde. El viernes estuve en la Plaza de la Escandalera hasta las 5 de la madruga y la gente cantaba, recitaba a Hesse y a otros grandes y tuve tentación de leer este poema tuyo, pero entre que no te había preguntado y que además tenía pánico escénico pues al final no lo hice.

    ResponderEliminar