miércoles, 1 de junio de 2011

Mírame y mírate


Mírame y mírate
No a la cara
No a tu piel de mármol
Ni a los restos
De sangre negra sobre la mía

Mira sólo la máscara
La apariencia disimulada
Que hay detrás 
De las risas que no escuchamos 
Y los gestos
Que ignoramos

Mira tu futuro y mi pasado
Dicotomías más allá de un calendario
Contradicciones que un día fueron
El agua dulce donde bañé mi sed
Anécdotas que para ti eran tardes
Con las que disimular
El descanso productivo de la alegría
Esa alegría que jamás se borra

Llamarlo juego es darle nombre
A lo que nunca lo tendrá
Dejemos que el silencio decida
Aunque no falten las palabras

Pero mírame y mírate
Más allá del calor y el sudor
De nuestras ganas

Pero no me digas lo que ves
Porque sé que nada es real.

8 comentarios:

  1. las miradas cruzadas sólo ven lo irreal, esa apariencia a veces mal disimulada que construye su propia visión. Qué difícil es mirar-se en otros ojos, al fondo de la máscara. La identidad siempre es incierta , como ponerle nombre a lo que nunca lo tendrá...me encantó esta entrada. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Que los hechos no sucedan no implica que no sean reales. Me gusta tu juego, me encanta el poema.

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo, doloroso pero hermoso.
    Me gustan mucho las menciones al silencio, es mi lenguaje preferido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Dicen que las mejores palabras surgen del silencio y que para entenderlas hay que saber escuchar con los ojos.

    No deberían haber máscaras en las relaciones amorosas, pero siendo todos actores de este gran teatro que es la vida me parece que estamos acostumbradas a usarlas eventualmente.

    Muy lindo el poema, amor, silencios y un dejo de melancolía, una amalgama que da buenos resultados en poesía.

    Un abrazo, Allan.

    ResponderEliminar
  5. Bravo. Con todo lo que tedijeron sobran las palabras...

    Beso ;)

    ResponderEliminar
  6. Claudia... me alegra que te gustará... La sinceridad también puede estar detrás de las miradas, sólo hay que saber distinguirla y conseguirla. Un beso.

    ersebeth... El pasado es real o sólo un recuerdo? el futuro es real o sólo deseo? En qué se diferencian de la fantasía y la imaginación?

    Kalina... aunque suene a tópico romántico... a veces es difícil ignorar el dolor que suele mezclarse en el amor... y más difícil aún es alejarse de él. ¿Entenderse en el silencio no es acaso una de las metas de quien sueña con sentir mientras juega a vivir?
    Abrazo.

    Liz... sí, una mezcla que casi siempre funciona. ¿Será eso lo que tenemos en común los "poetas"? Tal vez el silencio nos susurre la respuesta.
    Un abrazo.

    Pati... gracias ;)
    Beso silencioso.

    ResponderEliminar
  7. Que buenas y bonitas respuestas Allan.
    El pasado es recuerdo y el futuro un deseo; pero también son fantasía e imaginación. Asimismo, todo ello, tan solo por vivirlo y sentirlo en un presente, ES REAL. Es real recordar, es real desear y es real imaginar.
    Para encarar el futuro, hay que vivir presente con la experiencia del pasado.
    “El agua dulce donde bañe mi sed” Ummm! Como me gusta! Que bonito!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Mondina... gracias por el comentario. Me alegra que te gusten algunos versos... la realidad está ahí, sin duda, todo lo percibido desde fuera o desde dentro es lo que vivimos. No hay manera de escapar, para bien o para mal (casi siempre para bien).
    Un abrazo para ti también!

    ResponderEliminar