martes, 2 de agosto de 2011

Silencio


Declarar el silencio como única verdad:
Ardua tarea para los ojos cuando se llenan  de melancolía
Pues son ellos los únicos que saben gritar la desesperación
Para llegar a la mirada precisa

Declarar el silencio como el motor
De una lucha que a nadie más atañe que a quien tropieza día y noche con la negación de aceptarse
Y se sabe a sí mismo abandonado por el afán de su corrompida entrega

Declarar el silencio como refugio
Donde beberse el propio llanto para tratar de comprender el dolor:
El verdadero dolor, de la verdadera injusticia
El auténtico dolor, de la auténtica soledad
El dolor real,  de la muerte real

Declarar el silencio como el gran escudo
Que soporta a la espada de la ira cuando arremete contra uno mismo
En una batalla en la que lo solidario envuelve más pasiones de las que conoces
Y te deja libre un sendero, que no te atreves a cruzar

Declarar el silencio como la última llamada
Sabiendo que nadie vendrá 
Pero manteniendo llameante la ilusión, aunque parezca efímera -como la verdad-

Ya que,  hoy, la unión de algunas fuerzas altruistas sugiere que sólo estás perdido 
Y que quizás, un día, tu humanidad te salve.


11 comentarios:

  1. Me gusta este blog, me quedo a mirar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste Ina. Bienvenida.
    Aunque no lo parezca yo suelo pasarme por el tuyo (soy bastante discreto... a veces).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El silencio... puto y santo. A veces los silencios dicen más que las palabras, en música los silencios son bastante importantes, porque dan otra forma, color y sentido a la obra.

    Un abrazo silencioso, y gracias por pasarte por el blog de Siria Najlis :D

    ResponderEliminar
  4. Puto y santo, tú lo has dicho. Por supuesto dicen más que muchas palabras... pero sabemos interpretarlos? y sabemos realmente comunicar lo que el silencio representa? A veces nos salva de nosotros mismos... pero otras nos condena y nos tortura.
    En la música quizá sea más fácil ver hasta dónde es capaz de llegar e intensificar, el silencio, cuando nos toca hondo.

    Encantado de descubrir tu otro blog... además ahora sé que puedo llamarte Siria... me encanta el nombre ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Anda, si que eres discreto :P:P
    jaja
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. podrá la humanidad salvarnos del silencio, cuando su espada ya ha atravesado todos los escudos...parece tan débil nuestro refugio. EXCELENTE POEMA. Abrazos

    ResponderEliminar
  7. El silencio es esencial para nuestra existencia. No hay música ni palabras sin silencios.
    Hay gran variedad de silencios: el silencio en el compás (ritmo) de la música y de la vida (corazón), el silencio del burka, el de la tiranía, el del la admiración, el de la belleza, el del amor, el de la ira, el de la lágrima, el del reposo y meditación, el del dolor y el amor; el del recuerdo y la memoria, el del olvido y la pena, el de la decepción, el de una imagen... Silencios que continuamente sorbemos y que a veces nos envenenan o otras nos alimentan.
    Tagore dice que el hombre se adentra en la multitud por ahogar el clamor de su propio silencio. Unamuno decía que a veces el silencio era la peor mentira. Hay tantas y tantas frases especificando el sentido del silencio...
    Shssssssssssss...
    Muy bueno Allan, como siempre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Ina... sólo a veces ;)
    Un beso

    claudia... quizá pueda, algún día obtendremos la respuesta, no? aunque tengamos que remodelar el refugio. Un abrazo y gracias.

    Mondina... totalmente de acuerdo con la importancia del silencio... envenenamiento o alimento, qué más da! lo importante es apreciar y valorar su impacto. Quizá me quede con la frase de Tagore... aunque el silencio como mentira, hace reflexionar, sobre todo en los silencios propios en momentos concretos.
    Quizá lo mejor sea callar y que el silencio hable por si mismo.
    Gracias y un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  9. HOLA POETA DEL UNIVERSO,AYER CHILE,HOY ESPAÑA,y seguras paseando,buscando,buscando,palabras...mira la palabra es una mera convención,como tantas,si no hay sustento emocional,nada sucederá,serán solo palabras...te lo digo como directora de teatro,formada,profundamente,siendo primero actriz,y allí aprendí,sobre la emoción,que conlleva,desde mi rol,y de mi misma,ya que soy el único instrumento-mi cuerpo-la emoción-con la cual se trabaja...por eso te digo,dejate llevar por la emoción del instante,del momento,como salga,como puedas que te salga...quiero invitarte a la ning in-genioliterario, allí estarás cómodo,serás premiado,o solo tendrás el silencio,de sus miembros,no tienes nada,que abonar, lo paga la dueña de la editorial dexeo,la poeta lírica mas joven,de esta modernidad GEMA MORALEJA PAZ, CONOCIDA EN EL MUNDO ENTERO!y que considero una hermana,elegida,y una amiga que adoro con el alma!
    besos
    lidia-la escriba seguidora de este espacio

    ResponderEliminar
  10. ¿Y cómo será el verdadero dolor, NallA? Y sobretodo, si crees haber llegado a él, ¿cómo sabrás si estás en lo cierto?

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Lidia... gracias por la invitación, como ya te comenté por e-mail, la tendré en cuenta. Perdona que tardara en contestar pero estaba de viaje... alejado del mundo virtual.
    Un beso.

    Asolada... precisamente lo que digo es que no lo conozco. Pero estoy seguro que el dolor por sentirse solo, por perder la ocompañia de una persona, por pensar que las cosas podrían ser de otra manera... no tiene nada que ver con el dolor que sienten las personas que se ven forzadas a no poder sobrevivir, mientras otros se bañan, casi literalmente, en riquezas. Quizás en este video pueda reconocerse algo parecido al verdadero dolor http://www.youtube.com/watch?gl=ES&v=0GqYvLf0QGg

    Un beso.

    ResponderEliminar