martes, 27 de septiembre de 2011

Sobre algunos sueños...


Siempre se había preguntado de dónde venía la frase hecha de “el hombre de tus sueños”. Le resultaba paradójico y divertido pensar en la tendencia que tenemos los humanos de idealizar a alguien, pensando que sería una pareja perfecta. Normalmente se hace con alguien a quien no conoces demasiado, pues (he aquí la paradoja) cuanto más conoces a una persona, más defectos descubres y más claro tienes que en tu sueños no fue, o no habría sido, así.
Ella sabía que soñar, literalmente, a alguien no significaba que se le deseara, o que se le quisiera, mucho menos que estés planteándote tener una relación o una aventura con esa persona. Si sueñas con alguien a quien conoces desde hace poco tiempo y resulta que acabas teniendo sexo salvaje con él en un restaurante de comida rápida, dentro del sueño, no significa que lo acabarás haciendo, ni que quieras hacerlo… En lo único que pensarás será, después de reírte por lo extraño y patético del sueño, en lo vergonzoso que podría resultar encontrarte con esa persona y debatir en tus pensamientos si deberías contárselo o no. Probablemente a él también le resultaría gracioso y la situación sería una ocasión perfecta para unirse y darse más confianza mutua; o puede que el tipo se piense que en realidad lo deseas e intente conquistarte, para llevarte a su casa o a los baños del centro comercial más cercano, en un arrebato patológico causado por su particular interpretación del sueño.
Los sueños significan poco, suele decirse… la realidad es más cruda y directa. Si alguien te gusta haces algo por conseguirlo; si no ves muchas posibilidades harás locuras, como si de una guerra a punto de perderse se tratara y te dará igual rozar el patetismo o parecer una persona desesperada. Si no se puede, no se puede y el tiempo ayudará a que se olvide.
Si sueñas que un amigo te invita a cenar a un restaurante de comida rápida, probablemente lo que debería preocuparte es que sueñes tanto con esos restaurantes, y no el hecho de que ese amigo, al ver que compras comida para llevarle a tu pareja como cualquier chica enamorada, se enoje contigo y te diga que lo estás haciendo sufrir, que él te quiere y que le duele ver cómo lo maltratas psicológicamente al tener más en cuenta a tu novio, que no está en ese momento, que a él, que te está regalando un rato relativamente agradable. Te dará igual que en el sueño, ya con la comida para tu novio comprada, tu amigo te sujete de un brazo y te obligue a seguirle a su coche para mostrarte todos los regalos que te ha comprado porque no es capaz de dejar de pensar en ti. Te dará igual comprobar que los regalos no son más que basura, como si los hubiese encontrado rebuscando en contenedores y no en esas tiendas donde las parejas se compran lo que sea que las parejas se compren para  regalarse. Realmente lo más importante será que cuando se lo cuentes, ese amigo no podrá hacer nada más que reírse y, a lo mejor, pensar que piensas bastante en él y sienta que de verdad la amistad vale la pena;  o quizá sólo vea una pequeña posibilidad de tener sexo de amigos.
Ni una cosa ni la otra son tan importantes, se dice a sí misma, mientras medita sobre sus sueños, esperando a quedarse dormida en plena tarde y esa parece ser la única conclusión que ha podido sacar de todos los intentos de analizar sus sueños.
Con todo esto, soñar que tu actual pareja te acompaña en un paseo por un bosque de árboles frondosos; con flores de mil colores por el suelo y sobre los árboles; con los más variados animales observando cómo la pareja camina por un camino que parece hecho para ellos y para nadie más, tampoco tendría importancia. Sería solo un sueño, producto del subconsciente, que confundiría recuerdos con anhelos y fantasía; pero probablemente a ese si se le daría importancia y se diría (ella a sí misma, para variar) que es afortunada por estar tan enamorada y ser correspondida; se sentiría feliz y al día siguiente iría corriendo a los brazos de su novio y se lo contaría, para dejar claro que el amor que siente por él es tan fuerte que invade sus sueños. Pero no será más que eso… un sueño, una anécdota para contarle y reír juntos, quizás mientras, agarrados de la mano, esperan en la cola de un restaurante de comida rápida, o en su coche, mientras él le entrega un regalito que le ha comprado.
En realidad, ella sabe que ningún sueño tiene tanta importancia, aunque no le guste decírselo ni reconocérselo a sí misma, pues la fantasía y el amor se complementan de buena manera.
La interpretación de los sueños se hace siempre buscando encontrar el sentido que más le convenga a uno mismo, como casi todo en esta vida, por interés propio… algo lógico, pues por algo son tus sueños.

5 comentarios:

  1. Hola, llegué hasta aquí a través de un blog amigo, me pareció muy bueno tu espacio, voy a quedarme por aquí como seguidor, si me permites.
    Si tienes ganas (no lo tomes como un compromiso), te invito a pasar por el mío.
    Un saludo desde Argentina.
    Humberto Did----Este comentario lo he visto copiado y pegado tal cual y textual en muchos blog por parte de este buen amigo, y sin dejar comentarios sobre textos u obras, sin hacer análisis y realmente ante esta situación solo estoy preguntando si eso es ético o normal, ya que veo que se crea un vacío, no digno de aceptar en aquel que ame su sitio, creo que hay un uso de la persona, comencé a ver esta falta de lealtad aquí ya que me llamó la atención que este señor, sigue cientos de blog, dejando el mismo comentario ya que lo pega en todos, cada uno verá cuanto exige al lugar que pone tiempo y cariño para su creación, así todos seguiríamos miles de blog, y los miles que el sigue los tiene ocultos, para ocultar su estrategia poco ética, todos comentaríamos en mil blog, sin leer el post y pegando el comentario que os han dejado, es una pena, ya que los post de este señor, son algo interesantes. Si protestamos por todo, es asunto este que deberemos analizar, todos aquellos que hemos caído en lo que creo en una acción desleal, que la permite este medio, esto en resumen significa que le interesa dos cominos al blog que arriba, ya que busca seguidores, y no vuelve a dejar un comentario, sino el copiado que os dejó a todos, y por primera y única vez, ya que tira el anzuelo, o se hace seguidor sin dejar comentario, total sigue miles y los oculta para su propósito, donde se evidencia su deslealtad. Mi nombre será a partir de ahora ENFOQUE. Saludos PD. Solo haga clic en un blog que lo sigue a él, y busque su comentario, todos son iguales al que le dejó a usted, los pega.. Así que cuando dice: me pareció muy bueno tu espacio” mi amigo, ni leyó su post o entrada, texto etc Muchos usarán esta modalidad, pero es bueno ir sabiendo donde hay algunos baches. A que no vino nunca más a ver cómo van tus entradas? Llevo registrados más de 100 blog con el mismo comentario, pensará que somos estatuas de una misma horma. El hombre quiere pescar lectores, esa es la mentalidad de hoy lee lo mío, lo tuyo me importa dos rábanos, esto no es difamar, ya que es verdad y cualquiera lo puede comprobar, yo me he tomado esta molestia, ya que aprecio a los que abren un sitio, pero detesto a los que utilizan a las buenas personas. Ok. Cada uno sabrá en el mundo que echa su preciado tiempo.
    Tu texto dice por allí con acierto: por intereses propios...

    ResponderEliminar
  2. El mundo onírico es tan complicado, surrealista, y desde Freud que creo que no hay nada nuevo en relación con el psicoanálisis y la interpretación de los sueños. Buena reflexión-relato xD un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Los sueños, esos mundos donde lo imposible, lo impensable, se hace sin ninguna censura. A veces son parecidos a la realidad porque también te permiten vivir en la fantasía, y como bien lo decís " la fantasía y el amor se complementan de buena manera". Besos

    ResponderEliminar
  4. A veces los sueños son tan delicados que a la mínima distracción se rompen en mil pedazos.
    Entre sueños y realidades hay palabras, reflexiones, melodías utopías, ilusiones… Es todo un mundo que hace que el día a día no caiga en la rutina del olvido.
    Soñar es algo increíble, se puede incluso ser libre sin serlo; pero no es necesario vivir para poder compartir. Vivir para soñar esta bien, pero soñar para vivir es mucho mejor.
    Deseo que hagas realidad tus sueños Allan. Sé feliz. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Perdón, rectifico una frase en la que se perdió una "s" Repito la frase de nuevo: "Soñar es algo increíble, se puede incluso ser libre sin serlo; pero nos es necesario el vivir para poder compartir."
    Grácias

    ResponderEliminar