miércoles, 23 de noviembre de 2011

Pasos sincopados


Nuestros pasos sincopados
Van dejando  huella en cada golpe débil
De este compás -ad libitum-  que se repite
Una vez y otra vez

En cada jornada nos deslizamos en círculos
Y no importa
Si crecemos mientras morimos
Y aprendemos para poder olvidar

4 comentarios:

  1. nada importa demasiado entre los círculos; en el olvido también, se crece y se muere, Cariños

    ResponderEliminar
  2. “...crecemos mientras morimos y aprendemos para no olvidar...”

    Yo creo que la vida es un aprendizaje y un desgaste al mismo tiempo. Para ello es importante la inteligencia emocional por ser la capacidad que nos permite saber estar satisfactoriamente en el mundo, con los demás y con nosotros mismos... es una capacidad que va configurando una actitud en la vida, no frente la vida.

    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
  3. Una melodia triste suena de fondo, hay que impedir que "las cosas mas triviales se vuelvan fundamentales" y quizas sea mejor crecer para vivir y aprender para recordar.

    ResponderEliminar
  4. Claudia... El olvido... dónde está? Nada importa demasiado, pero a la vez todo es de vital importancia, he ahí la paradoja del círculo. Su cuadratura dirían algunos. Cariños para ti también :)

    Mondina... sin duda una decisión acertada el ir de la mano de la vida y no contra ella, pero ya sabes que a veces es muy fácil confundir términos y fines. Eso también forma parte del juego... la inteligencia se va fortaleciendo (otra parte del juego).
    Un abrazo fuerte :)

    ersebeth... eliminamos los moldes de la faz? si el viento si agita sin alimento como dicen los héroes, se crece, se vive, se muere, se aprende, se recuerda y se olvida, todo a la vez. Lo importante es seguir... frente al Ganges o bañandose de esquirlas ;)

    ResponderEliminar