domingo, 6 de noviembre de 2011

Renovar los sueños... y algunas palabras


A veces olvido lo que somos
Te necesito aquí
Necesito que tu piel me deje respirar su brisa
Y que tu pelo derrame sobre mi hambre
El sudor amargamente dulce del placer

Leí en un sueño, de páginas blancas y arañas azules
Tal vez  negras o verdes…
el miedo es indescriptible
Que hay remedios para aliviar el alma
Pero que nunca sana
Primero tendríamos que saber localizarla

A la araña negro-verde-azulada,
 el alma
Leí también, al acabar el sueño
Con el primer rayo de luz de mi mañana
Que a partir de ese día
Todo volvería a ser como siempre había sido
Y que para cambiar los detalles
Sólo tendría que renovar mi vocabulario 
Con cada palabra nueva,
una vivencia nueva

Habría que aprender a ver la resurrección
Que se oculta detrás de esta decadencia
Y dejar de lado el nihilismo…
Aunque pierda todos los motivos
Que me llevan hasta la palabra

No sé lo que somos (nunca lo he sabido)
Y te necesito aquí.

8 comentarios:

  1. Hermoso y dulce. Enredarte en una tela de araña y perderte allí. Yo también te necesito aquí. Un beso dulce y en el aire.

    ResponderEliminar
  2. lo indescriptible exige palabras nuevas, los motivos le sobran al poeta cuando la decadencia espera la resurrección. Renovaste el estilo, me gusta ese letargo suave de arañas y sueños.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Grrr, a juego con el nuevo estilo del blog! Pero ahora en serio: un juego de luces colores y sombras muy acorde con este estilo onírico! Me ha gustado mucho!

    ResponderEliminar
  4. cuanta complicación verbal!de comentarios...es hermoso,bello,integro,interesante,maravilloso, como llega este poema,que sale de ti,estranjero,sin fronteras!
    muchas gracias!
    un abrazo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Prueba, a ver qué pasa.
    "El alma es lo que más pesa del cuerpo". Todo me recuerda a canciones siempre.
    También me propuse abandonar el nihilismo a ver si así era más feliz. Pero nada, oye, que no podía xD
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Siria... Enredarse y perderse... suena a un plan perfecto :) Besos de viento para ti también.

    Claudia... letargo del despertar... después de las arañas y los sueños (miedos y fantasías) está la poesía y rondando por ahí cerca, nosotros. Un beso!

    Ersebeth... un juego al que están todos invitados... gracias por no faltar.

    Lidia... gracias por tus palabras... me alegra que te parezca interesante el poema... y por supuesto, me siento un extranjero sin fronteras... con todo lo que eso pueda implicar.
    Abrazos y gracias a ti!

    Ina... no es fácil, por supuesto... pero esas causas perdidas suelen ser en las que más empeño se pone y hasta pueden volverse las favoritas... como decía alguna canción ;)
    Gracias y un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Caramba Allan! Que pensamientos tan profundos y tan poeticamente comunicados!

    Dices: “Habría que aprender a ver la resurrección que se oculta detrás de esta decadencia.”
    Considero importantísimo e imprescindible mantener este deseo de optimismo y esperanza, para seguir con esta lucha vital diaria.
    A veces hay que seguir corriendo aunque te tiemblen las piernas y seguir luchando cuando todo parece perdido. Sí, se sufre pero se sabe que el dolor también se pasa, el sudor también se seca y el cansancio también termina. Solo hay algo que nunca desaparecerá: “La satisfacción de haberlo logrado”

    Me encanta leerte, Un abrazo.

    ResponderEliminar