viernes, 6 de mayo de 2011

Privilegio



Es como si ya nadie viviera
En estos edificios.
Parecen vacíos,
Sus paredes lloran
Por abandono;
Se deshacen en lágrimas de cal;
Las costras de su utilidad
Hoy son  menos sanadoras

En las calles
Algunas ramas adulan con sadismo
La única vía de escape,
El único refugio ante la cobardía,
El único medio del que se dispone para olvidar
La falsa armonía con la conciencia,
La mentira hecha de mentiras,
El mundo hecho de minerales
Fósiles
Y cuerpos autopropulsados
A velocidades fuera de control
Con un destino prescrito:
El que provocó
Su esencia mecánica

La creación viene de más allá
De los poderes de la tinta
Donde el poeta vive sin asimilarlo
Y de donde huye cada noche
-su noche, aunque la luz caliente-
Para perderse
Recorriendo siempre las mismas calles
Con casas de apariencia vacía,
Como si nadie viviera en ellas,
Ni en ningún rincón de la tierra.

3 comentarios:

  1. "La falsa armonía con la conciencia,
    La mentira echa de mentiras.."

    Grandes versos para la soledad por abandono..
    Me gusta.

    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. Pati... La conciencia entra en armonía cuando las mentiras son palpables... De todo lo que hay, incluso la soledad y los abandonos, habría que hacer un examen exhaustivo para discernir lo que realmente está vivo y da vida. Lo demás es sólo ilusión, aunque sepa a realidad.
    Un saludo y gracias por el comentario ;)

    ResponderEliminar
  3. Nalla: hay entre las palabras esa sensación de cuento , de "ficción científica", la conciencia mecánica (o inconsciencia) la vacuidad del mundo,el poeta huye sólo para encontrar la creación en su propio dolor, en su propia sangre. Un beso

    ResponderEliminar