viernes, 28 de octubre de 2011

La canción de la condena


Superar el listón de un recuerdo
Hasta convertirse en una nueva obsesión:
He ahí el sueño de tus héroes

Helos allí, frente al miedo, como sierpes
Volviéndose impulsos nerviosos
Componiendo imagen tras imagen, una canción

La canción del día sin sol
La canción de la luna sin calor

No resulta nada fácil caer apedreado
Tras haber querido creer crear la paz:
El traidor sabes que pagará traicionando

Pero ella lo ignorará todo, bailando
Se habrá vuelto seducción maldita:
Será la voz que nos conduzca al paredón. 

6 comentarios:

  1. Los recuerdos a veces se van por el desagüe, y solo quedan limitaciones espaciales y temporales. Un beso en el aire, y con la voz suave sin paredones... Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Salvífica tentación, aunque esta nos mueva al destino equivocado.

    ResponderEliminar
  3. Hola Nalla, no doy abasto con los Blogs. Escribir en el mio, leer los ajenos y comentar en todos... pero sabia que esto me iba a pasar. Un poema este, tuyo, muy acorde con el ambiente de malestar politico que se respira entre el Pueblo; me han gustado especialmente estos versos:

    ...No resulta nada fácil caer apedreado
    Tras haber querido creer crear la paz:
    El traidor sabes que pagará traicionando...

    Con poco dicen muchisimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar