martes, 11 de enero de 2011

Para uno sólo


“A veces el problema es que todo tiene solución.
Sin batallas perdidas de antemano no hay dolor purificador
Que consiga darnos metas.”


Es posible, acaso, hartarse de toda esta paz,
De la tranquilidad de no tener más que metas perdidas
Por conseguir. Callar para ahogar las lágrimas.
Mentir para creer en la esperanza.
Saber que estás tan sólo como siempre deseaste
Para gritar y que no hayan palabras.

Vamos a escondernos allí, a un cerro alto, decías,
Con pocos árboles y mucha hierba, para que nadie nos vea
Y todos ignoren los gritos. Atrévete a decir lo que siento.
Pinta un lienzo con los colores de mi apatía.
Viola mi tristeza y abandónala
Para que no vuelva a levantarse del suelo, del cielo,
Del miedo. Como yo que otra vez no moveré siquiera un dedo
Para curar los días de niebla.

Suena una sonata de Bach y mis brazos no aguantan el peso
De la melodía, mi cabeza se golpea contra la misma mesa
En la que el papel sueña con agotarse.
Se abren brechas ácidas en las que ocultaré la depravación
Para que tú, que me deseas, puedas seguir soñando
Con que algún día seré algo más
Que el rostro del desaliento y cantaré
Para la vida, la luz y el cielo
Del miedo,  la desesperación y el llanto.

5 comentarios:

  1. Un poema hermosamente triste. La sonata de Bach acompasa tus versos y se abren brechas entre la imaginación y el sentimiento. Que tu canto sea un canto a la vida y retumbe en eco sonoro sobre todos los cerros y senderos de tu existencia.

    Un grandioso 2011 para ti y tus seres queridos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Jamás violaría tu tristeza ni esperaría que la cambiaras por alegría. Lo que llega llega, lo que somos, somos.
    Me alegro de que reaparezcas. Se echan de menos tus versos cuando tardas en publicarlos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. es verdad que el dolor purifica y además fortalece,por eso los fracasos nos sirven para adaptarnos a nuevas situaciones. Cuando puedas alzar los brazos en nuevas melodías, le pondrás otro rostro al desaliento. Un beso y muchas sonrisas :) :) :)

    ResponderEliminar
  4. Ya sabes lo que siempre te digo: es triste, pero tu tristeza engrandece el papel en que se plasma.

    ResponderEliminar
  5. Liz...Con Bach todo es posible... y eso algunos lo sabemos... gracias por tu comentario y tus buenos deseos. Un abrazo.

    Elena... Tienes mucha razón.. pero y cuando lo que somos se vuelve un misterio? sin que sepamos si queremos resolverlo u olvidarlo, pero un misterio. Lo que llega también se va.
    Gracias por tu comentario, me agrada leer que lo que subo es apreciado. Beso.

    Claudia... Siempre hay una sonrisa sincera después de que el dolor deja su huella, aunque a veces cueste que llegue o no hagamos nada por ir a buscarla. También llegan las sonrisas cuando son un deseo desinteresado por parte de un amigo en la poesía. Gracias; besos y sonrisas para ti también.

    Ersebeth... Gracias por lo que dices... en realidad la tristeza es tan necesaria como cualquier otro sentimiento, aunque a veces sobrepase sus propios limites. Recuerdas los Ayayay de LHI? Con sus lágrimas construyeron la ciudad más bella de FAntasía... Tal vez esa sea "mi misión". Abrazos.

    ResponderEliminar