viernes, 17 de diciembre de 2010

Deseos


Me gustaría decir
Que te guardo en la memoria,
Que en mi cama tu silueta
Dibuja una forma de sábanas arrugadas
Y que el sabor de tu piel
Descansa en mi saliva,

Pero nunca dormiste aquí
Y nunca vivimos nada juntos
¿Cómo recordarte?

Maldita idealización
Malditos sueños
Maldita esperanza

Las palabras no son suficientes
Para que te envuelvan mis deseos.

4 comentarios:

  1. conozco la sensación...nada es suficiente para envolver deseos (los propios y los ajenos). Un beso

    ResponderEliminar
  2. Extrañar lo que nunca se tuvo, eso es tremendo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Claudia... con los sueños se disimula bastante bien esa incapacidad. Por lo menos algunas veces.

    Elena... maldita también cuando se piensa demasiado y no se actúa.

    Pato... A veces lo que se tuvo vuelve a la memoria como algo ajeno y desconocido, la vida y el tiempo distorsionan los recuerdos.

    Saludos.

    ResponderEliminar