lunes, 21 de febrero de 2011

La vida es


 "La realidad no me necesita"
Alberto Caeiro (Pessoa)

La vida es un sabor mezclado de pétalos y gotas de vino que sanan sin tocar y drenan almas distantes. 

Lejana la aurora de la conciencia percibida desde aquí es tan sólo reflejo de traumas infantiles maquillados con preguntas que aturden porque nadie las plantea y las sombras responden a gritos: 

Ebrios y vagabundos ¿Cuándo fuimos el mismo? ¿Cuándo tuvimos razón para distraer la pena ajena y volamos al placer de ayer que fue ignorar la desigualdad?

3 comentarios:

  1. Se escuchan los gritos de la sombra a la ignorancia de esa desigualdad. Hay que "drenar el alma", para hallar el sabor de la vida. Me encantò. Un beso poeta

    ResponderEliminar
  2. duras palabras; duro texto.
    coherente y directo; me encantó.

    ResponderEliminar
  3. Buena entrada :D pero para mi gusto es demasiado oscuro -_- ánimo :D

    ResponderEliminar