domingo, 27 de marzo de 2011

Bajo el cielo

Bajo el cielo
Mar exacto del tiempo
Atravesando verdes ríos
De nubes y estrellas
Cobijado con la atenta mirada
Del dios que ya no es dios

Avanza el destino
Y nadie lo escucha cantar cuando es pájaro
Y nadie lo escucha rugir si es jaguar

Ni la memoria que fue sangre antes de carne
Puede hoy decir si la luz avanza
Si el silencio vuelve
O si la paz se ahoga en un lago de almas
Que sirve de puerta a un inframundo de desconsuelo

Dios pierde  la virtud
Cuando reniega el origen dualista
De la guerra contra su infierno


El devenir de cada paso
Es una metamorfosis del yo que yace
Cuando los instintos se vuelven
Pensamientos que siembran retornos:
La venganza es inerte
Si la historia aún no empieza

Lo eterno es la vida
La que nadie conoce
La que navega a la deriva


Locura era ella: La nada, un creador
Un reino de jade nos trajo la selva
Un disfraz de jaguar o de quetzal
Traerá a los perdidos el martirio
Del inicio del fuego
Y el crecimiento de las cenizas
Que nadie apagará.

2 comentarios:

  1. los dioses errantes que ignoran el infierno de la dualidad, ya están próximos. Se oye crepitar su fuego. besos poeta

    ResponderEliminar
  2. Tema candente. A mí me quema demasiado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar